Semana Santa de amor y mar

Cinco días para navegar!

Partíamos a la 5:00 de la mañana del puerto de Oropesa (Castellón) rumbo Las Islas Columbretes, nuestra intención, navegar de noche y ver amanecer, había luna llena, pero nos encontramos con una mañana nublada, no pudiendo ver despuntar el día.

El mar era una balsa, nos dirigíamos sin viento, pero lo que facilitó poder ver delfines!, era mi primera vez, mágico! se acercaron al Vaivén curiosos y jugando por proa.






A 30 millas del puerto nos encontramos con las Islas Columbretes. Un tesoro con una gran riqueza natural, formado por cuatro islas volcánicas: Illa Grossa, la Ferrera, La Foradada y Carallot.

Fondeamos en Illa Grossa, es la isla más grande donde se encuentra el faro y pidiendo permiso puedes visitar la isla guiada por un guarda. Queríamos pasar la noche y al día siguiente irnos rumbo a Ibiza, pero un cambio de viento nos hizo cambiar de opinión, al día siguiente iríamos hacia el norte dirección Delta del Ebro.

Lo bueno de navegar los dos solo es poder hacerlo sin tener ninguna presión por el fin. Lo mejor, admirar el paso de las olas, meditar en silencio, contemplar sencillamente lo que nos ofrece la naturaleza, juntos.






Probando la nueva cocina con cardan



Al día siguiente poníamos rumbo al Delta del Ebro, nos encontramos con banco de niebla espesa que abrumaba nuestra navegación, convirtiéndola en especial.